Una oficial de policía de Tigre denunció en distintos medios televisivos el fuerte episodio de violencia de género que sufrió el pasado 1º de mayo, por el que, quien era su pareja, quedó detenido.

Macarena Bogado, de 28 años, contó en primera persona que fue sometida a una extensa golpiza, fue encerrada, amenazada con un arma y obligada a tener relaciones sexuales.

La joven confió que tuvo miedo de morir y que logró pedir ayuda cuando, en un descuido, el agresor salió a comprarle gasas y calmantes para paliar las heridas producidas y se olvidó de llevarse el teléfono celular de ella, que lo tenía retenido.

En tanto, los episodios de violencia física, psicológica y control excesivo de salidas y posteos en redes sociales habían comenzado hace meses, ni bien decidieron convivir. Pero el episodio del domingo pasado fue el más grave de todos, cuando la oficial pensó que la mataba.

“Me sacó el arma, me apuntó, se rio y tuve miedo de que me matara. También me dijo ‘¿Querés ir con tu hermana?’ Mi hermana murió hace un tiempo. Después de eso empezó a ponerme paños fríos en la cara. Salió a comprar, se llevó mi teléfono y me dejó encerrada”, detalló Macarena.

Ni bien pudo tomar su celular, en el descuido del agresor, Abogado le escribió a una compañera de trabajo para contarle lo que estaba pasando. “Me comuniqué con ella para decirle que no iba a poder ir a trabajar y sobre todo para que supiera mi ubicación por si terminaba muerta. A las horas llegaron los patrulleros, me rescataron y a él se lo llevaron preso”, señaló.

La joven hizo la denuncia y la causa fue caratulada como privación ilegítima de la libertad, lesiones y violencia de género. Desde la fiscalía le informaron que el hombre ya tenía denuncias previas de otras mujeres.

Para concientizar sobre lo ocurrido y alertar a otras chicas que estén viviendo situaciones similares la joven hizo varios posteos en su cuenta de Instagram, @maqabogado.

Fuente y Foto: DIB

A %d blogueros les gusta esto: