Un hombre de 37 años permanece internado en estado reservado en la ciudad de Mar del Plata, tras ser agredido por policías en un confuso incidente. La Justicia inició actuaciones de oficio para investigar el accionar de los efectivos que intervinieron, que fueron desafectados por Asuntos Internos de la Policía bonaerense. El hecho se conoció por la difusión de un video en el que se ve cómo los agentes golpean a Ángel Aristimuño, un cartonero, durante durante una requisa en el barrio El Progreso.

El hecho ocurrió cerca de las 6.30 de la madrugada del jueves, pero trascendió hoy, en ese barrio de la zona oeste de la localidad balnearia, cuando un móvil de la comisaría 3ª de Mar del Plata intervino en el lugar a partir de un llamado al 911 por una supuesta pelea entre vecinos “en estado de ebriedad”.

De acuerdo con el sumario policial, todo comenzó cuando dos efectivos llegaron a la zona de Fleming y Azopardo donde intentaron identificar a uno de los presuntos hombres que protagonizaba los incidentes.

Siempre según el sumario, ese hombre intentó agredir a una efectivo policial y, tras la intervención de su compañero de móvil, “cae al piso, golpeándose la cabeza”.

Aristimuño fue trasladado luego en una ambulancia al Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA), donde fue internado en estado reservado y se inició una investigación en el Juzgado Correccional 5 por infracción a los artículos 35 y 78 del Código de Faltas provincial.

Fuentes judiciales indicaron que la investigación fue caratulada “averiguación de ilícito”, pero ninguno de los efectivos había sido imputado inicialmente.

Hemorragia cerebral

Entre los elementos incorporados a la investigación iniciada en la UFI 1, figura un video captado por cámaras de seguridad de la zona que registraron la escena.

De acuerdo a las imágenes, difundidas por el medio marplatense 0223, Aristimuño fue agredido luego de que intentaran requisarlo con las manos sobre el capot del patrullero, y tras ser empujado y golpeado cayó al suelo al costado del auto, a las 6.35.

Fuentes hospitalarias informaron por su parte que el hombre continuaba internado en estado “reservado”, y fue operado a causa de un “traumatismo de cráneo y hemorragia cerebral”.

El hombre que lucha por su vida en el Higa es papá de tres hijos: un nene y una nena y otra adolescente que acaba de cumplir 18 años. Como no tiene trabajo, sobrevive desde hace un tiempo cirujeando cartones con un carro.

Aristimuño vive en una casa ubicada en Fleming al 1300, justo al frente de la esquina donde se gestó el violento episodio con los efectivos de la comisaría. (DIB) MM

Fuente y Foto: DIB

A %d blogueros les gusta esto: