La Secretaría de Gobierno de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación, a cargo de Lino Barañao, anunció un incremento del presupuesto en 1.000 millones de pesos para garantizar el «normal funcionamiento de todos los institutos de investigación, y financiar los proyectos de investigación aprobados y adjudicados.

Es luego de la protesta de la comunidad científica que alcanzó su pico de visibilidad con la participación de Marina Simian, especialista en el desarrollo de nuevos tratamientos para el cáncer de mama e investigadora del CONICET en el Instituto de Nanosistemas y en la Escuela de Humanidades de la Universidad de San Martín (UNSAM), en el programa televisivo «¿Quién quiere ser millonario?» (Telefé).

Allí puso de manifiesto la necesidad de ganar dinero debido a la crisis por los recortes presupuestarios y atrasos en los pagos para financiar sus investigaciones. Esa incursión televisiva hizo que fuera recibida por el presidente Mauricio Macri quien tomó sus reclamos y de sus pares.

La financiación de los proyectos, que informó la dependencia, son los adjudicados «tanto a través de la Agencia Nacional de Promoción de Ciencia y Tecnología, como a través del CONICET y el Consejo Federal de Ciencia y Tecnología (COFECYT)». El aumento será efectivizado con desembolsos a partir del mes de junio, y continuará a lo largo del año, precisaron.

Además anunciaron que el 3 de junio se abrirá la convocatoria del concurso a la Carrera del Investigador Científico 2019 para cubrir 450 cargos nuevos, que se incrementó el presupuesto en 300 millones para la compra de equipos, en base al último llamado de convocatoria del Programa de Mejora de Equipamiento y está en proceso de firma el decreto de modificación del Régimen de Importaciones para Insumos Destinados a Investigaciones Científico-Tecnológicas (ROECYT), «para que se puedan importar de forma más económica, simple y rápida los insumos y equipamientos necesarios para el desarrollo de las investigaciones».

A %d blogueros les gusta esto: