(LaNoticia1) La gobernadora María Eugenia Vidal pasó un incómodo momento durante su visita a Quilmes, distrito gobernado por el intendente de Cambiemos, Martiniano Molina. Allí un grupo de vecinos recibieron a la mandataria con una batería de reclamos.

Este martes, Vidal encabezó su cuarta visita al distrito en lo que va de junio y llegó a Villa Itatí, donde fue increpada por varias personas.

«El hospital de Quilmes está en las peores situaciones y no hay insumos. Dijiste que te respetemos, te estamos respetando. Sos gobernadora nuestra también»

Comenzó diciéndole una de las vecinas.

«Queremos trabajo, queremos estudiar, queremos que funcionen los hospitales», sostuvo otra, quien también la invitó a recorrer los colegios. “Nos cagamos de hambre”, le dijo otra vecina que se acercó hasta el lugar.

La gobernadora en tanto se llamó al silencio, pero luego, durante una reunión con referentes sociales en un Centro de Reciclado, debió interceder ante el reclamo de una joven estudiante que le preguntó sobre el Boleto Estudiantil.

«El boleto está vigente. Así que si no lo podes tramitar cuando terminamos la reunión te ayudan a ver cuál fue la dificultad», dijo Vidal en tono conciliador.

Más tarde, la mandataria habló de la importancia de las obras para evitar las inundaciones, lo que generó la reacción de la misma estudiante que alzó su reclamo.

«Yo coordino comedores del barrio. ¿Vos me vas a hablar a mi de la gente inundada?. Hace tres años y pico que nos están diciendo que van a hacer pero acá siempre vivimos igual», concluyó la joven. Se trató de una jornada complicada para la gobernadora.

A %d blogueros les gusta esto: