Los trabajadores de la cementera Loma Negra estaban en alerta porque la empresa confirmó despidos. Habían prometido resistir, junto a los vecinos de la localidad de Barker.

Este jueves, el pueblo paralizó completamente sus actividades. Los vecinos resolvieron en una multitudinaria asamblea paralizar comercios y escuelas con el fin de visibilizar el impacto que generaría el cierre de la cementera Loma Negra de la localidad.

En sintonía, el Intendente del distrito de Benito Juárez, Julio Marini, decretó el Alerta Social, Económico, y Laboral en todo el distrito, desde el 7 de mayo hasta el 31 de diciembre de este año.

Se instalará una guardia permanente del sindicato y vecinos en la entrada de la fábrica, tal como se venía realizando a partir del inicio del conflicto.

(LaNoticia1)

A %d blogueros les gusta esto: