¿Por qué se le echa sal a los postres?

Es común escuchar la sugerencia, por parte de cocineros y cocineras, de «agregar una pizca de sal» a los postres durante su preparación. También es común preguntarnos ¿por qué se sugiere ponerles este condimento si los postres son dulces, y la sal, salada

Este condimento se usa en platos dulces con bastante frecuencia, ya que juega un papel importante en las recetas y el resultado final. Billiken te cuenta por qué.

sal en un frasco y fondo negro

Uso de la sal en preparaciones dulces

Cuando se juntan el cloruro de sodio y el azúcar, se pueden lograr mejoras rotundas en el sabor y la textura. Hay muchos beneficios de la mezcla. Los principales son:

  • Mejora el sabor – La famosa «pizca de sal», con las propiedades de este mineral, permite potenciar el gusto de las comidas. En este caso, intensifica el dulzor, por más contradictorio que parezca.
  • Prolonga la vida útil de los platos – El cloruro de sodio absorbe la humedad, lo que hace que la comida tarde más en secarse. Esto evita que las tortas o galletitas se pongan viejas en pocos días.
  • Da consistencia a la comida – En muchos casos no importa, pero cuando se trabaja con masa de levadura es muy importante conseguir suficiente estructura de miga. Agregar sal junto con la harina y la levadura ayuda a conseguir una textura uniforme en el horno.
  • Perfecciona el punto nieve – Si la receta de postre en cuestión pide batir claras de huevo, es mejor agregar un poco de sal marina antes de mezclar. El batido va a salir más aireado y firme, por ende, va a ser más fácil de manipular.
  • Flexibiliza la masa – Algunas preparaciones dulces pueden requerir cierta flexibilidad en la masa para alcanzar el nivel deseado. Al usar sal se forma gluten, lo que permite que la miga suba mejor al hornearla.

También te puede interesar: ¿Cuáles son los 5 postres más populares en Argentina

salar

Sal-udable

Ya que el cloruro de sodio puede realzar el sabor de ingredientes dulces al estimular los sensores de las papilas gustativas -como el chocolate o el dulce de leche-, estamos frente a un elemento que hace que el cerebro perciba los sabores de galletitas y tortas como más dulces.

Como resultado, deja de ser totalmente necesario usar demasiado azúcar para endulzar algunos postres. Esto abre la posibilidad de hornear preparaciones igual de ricas y más saludables sin tanto azúcar -sobre todo al tratarse de pizcas de sal y no de grandes cantidades.

La entrada ¿Por qué se le echa sal a los postres? se publicó primero en Billiken.