La Cámara Nacional Electoral publica conforme a la ley, el financiamiento de campaña que cada partido político informa para su aprobación en pos de la transparencia en el manejo del dinero destinado a la propaganda política y demás actos proselitistas.

Según lo informado por los propios Partidos Políticos y publicado por la Cámara Nacional Electoral, la campaña del Frente Para la Victoria en el 2015 costó $26.706.327,60; mientras que la campaña que depositó a Macri en el gobierno por Cambiemos, costó $67.961.715, más del doble. 

Dentro de esos 67 millones de pesos, figuran como aportantes personas, fundaciones, e instituciones; que en algunos casos ya han reconocido que nunca hicieron esos aportes. Vale destacar que queda descartado de plano los aportes voluntarios que en la campaña local (Intendente y Concejales) se suelen realizar, ya que lo denunciado lo es para los cargos nacionales (Presidente, Senador, Diputado). La investigación y denuncia, también alcanza al nivel Provincial (Gobernador).

A finales de junio pasado el fiscal federal Jorge Di Lello abrió una investigación, quedando a cargo el juez federal Sebastián Casanello; básicamente fundada en lo mismo que esta semana se conoció en Madariaga, personas que figuran aportando un dinero que aparentemente nunca existió. El listado es público en el sitio oficial de la Cámara Nacional Electoral: (Ingresar aquí)

Según consultas llevadas adelante por este medio, algunos de los figurantes en el listado no habrían aportado ningún dinero, mientras que la otra gran parte del resto consultados han decidido no dar declaraciones. De los primeros y al igual que el resto de la Provincia de Buenos Aires, comprueba en primera instancia y en el mero plano informativo, que Cambiemos habría hecho uso de los nombres de quienes estuvieran ligados al Radicalismo o PRO, para supuestamente encubrir el verdadero origen del dinero.

La gravedad de la no transparencia en esos fondos, es la cuestión investigada, ya que abre interrogantes como lo publicado por el diário La Nación en su edición del 30 abril de 2017:

No sólo pagó coimas en la Argentina. Odebrecht también aportó dinero a la campaña presidencial de Mauricio Macri, según consta en documentos oficiales que cotejó LA NACION. La donación del gigante brasileño se efectivizó mediante una de sus controladas, Braskem SA, que desembolsó $500.000 para respaldar la candidatura del líder de Pro a comienzos de 2015.

En Carmen de Patagones por ejemplo, el portal Diagonales (la fuente informativa) dialogó con concejales electos Mario Guanca (UCR) y Gerardo Bari (quienes figuran con aportes de $ 38.000 cada uno), donde afirmaron que jamás aportaron dinero para la campaña.

Yo no hice ningún aporte de esa naturaleza, ni con cheque, ni transferencia, ni con efectivo, nada. Nosotros poníamos algo nuestro para nafta o comprar algo para un evento, pero aporte formal a Cambiemos nunca. No hice ningún aporte a la campaña presidencial, afirmó Bari.

En Tres Arroyos, un ex candidato a consejero escolar suplente, Hugo Costanzo, figura como aportante de $ 13.000 a la campaña. Declaró para transparentar ante la comunidad que:

Te puedo asegurar que no aporté ni un solo peso. Sólo un poquito de trabajo y nada más que eso. Lo único que hice en esa campaña, y por pedido de un amigo, fue prestar mi nombre y mi documento para un lugar que hacía falta en el Consejo Escolar. Inclusive después me retiré absolutamente.

En Pehuajó, quien encabezó la lista de Cambiemos en 2015, Jorge Más, figura con una contribución de $ 50.000, pero negó haber aportado dinero a la campaña, y radicó una denuncia en la Justicia, que está sin avances hace más de 2 años en el Juzgado Federal N° 1, a cargo de María Servini de Cubría:

Aquí tomaron los datos que presentamos para ser autorizados por la Justicia electoral para confeccionar las boletas y nos hicieron figurar como aportantes. A mí me pusieron 50 mil pesos, y esos aportes fueron realizados en una sucursal del Congreso, acá había gente de Pehuajó y también de Henderson, que al consultar me dijeron que no habían aportado esas sumas.

Vale destacar que quienes figuran como aportantes no son acusados ni investigados, sino el uso que Cambiemos hizo de sus propios nombres para hacerlos figurar como aportantes de un dinero que no se entregó y que por lo tanto, obstruye la transparencia en el financiamiento de campaña de Mauricio Macri.

A continuación algunas pruebas:

Base datos completa

A %d blogueros les gusta esto: