Rayan, el niño de cinco años que hace cuatro días cayó en un pozo de 32 metros en el norte de Marruecos, no pudo ser rescatado con vida hoy, informaron el Gabinete real de Marruecos y la embajada de ese país en Argentina.

“Tras el trágico accidente que costó la vida al niño Rayan Oram, Su Majestad el rey Mohamed VI llamó a los padres del difunto, fallecido tras caer a un pozo”, precisó el comunicado en árabe, de acuerdo a despachos de prensa de agencias internacionales.

En declaraciones al canal Todo Noticias (TN), Imane Dryef, vicejefa de la misión de la Embajada del Reino de Marruecos, también confirmó que Rayan no había podido ser rescatado con vida.

“Hay muchas lágrimas aquí en la embajada, todos aplaudimos”, en referencia al momento en el que lo sacaron y se pensó que estaba vivo. A los pocos minutos confirmó que Rayan no había sobrevivido.

Los rescatistas, entre ellos ingenieros y topógrafos, tuvieron que cavar un túnel horizontal de tres metros para poder llegar hasta el niño.

La última etapa del rescate tuvo que realizarse manualmente y “con gran prudencia, para evitar vibraciones que puedan provocar un desmoronamiento”, explicaron las autoridades de la localidad de Ighran, en la provincia marroquí de Chefchauen.

El rescate, que fue transmitido en vivo y en directo durante horas por las principales cadenas de televisión, culminó cerca de las 10 de la noche y mientras miles de personas rodeaban el pozo. (DIB) ACR

Fuente y Foto: DIB

A %d blogueros les gusta esto: