La consultora Taquion realizó una medición donde se captaron los niveles de credibilidad y confianza que existen sobre los dirigentes políticos del país. De este modo, quedó al desnudo que las principales figuras de la política, salvo el Papa Francisco, poseen un bajo nivel de confianza.

Casi 7 de diez argentinos manifiesta ser desconfiado cuando recién conoce a una persona, asimismo el 62,7% considera que el argentino es desconfiado. Con respecto a la Argentina, un 70% sostiene que en general el país no es confiable. En la misma línea, el 66,7% está de acuerdo con que es mejor confiar en los animales que en las persona.

Entre los políticos argentinos evaluados, a la gobernadora María Eugenia Vidal no le cree un 50,6%, a Elisa Carrió un 52,2%. Mientras tanto, al presidente Mauricio Macri un 55,6% y a Cristina Fernández de Kirchner 58,9%.

Mientras tanto, el Papa Francisco posee un nivel de credibilidad de 52,7%, y Messi lo sigue con el 52,6% . Por su parte, Marcelo Tinelli obtiene un nivel de credibilidad muy bajo: sólo el 23,5% sostiene que le cree. Mirtha Legrand obtiene un 35,3%.

 

Fuente: InfoCielo

A %d blogueros les gusta esto: