Las prepagas deberán aportar como las obras sociales al Fondo Solidario de Redistribución

Las prepagas deberán aportar como las obras sociales al Fondo Solidario de Redistribución

La medicina prepaga en la mira.

Por decreto del Gobierno de Javier Milei, las empresas de medicina prepaga deberán aportar al Fondo Solidario de Redistribución un 15% y, con ese cambio, iguala lo que derivan obras sociales sindicales, de dirección y coberturas privadas. Se trata de una iniciativa con el objetivo de impulsar la competencia entre las mismas y darle libertad de elección a los beneficiarios.

La modificación, que se oficializó en un decreto de la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS) publicado este miércoles en el Boletín Oficial, también es, en los hechos, una flexibilización en los procesos para inscribirse en una empresa de medicina privada.

Este cambio tiene como objetivo simplificar el sistema de recaudación, evitando confusiones y discrepancias en los montos aportados por diferentes entidades y asegurando una base de financiación más uniforme y predecible para el fondo. En un principio, el mega DNU de Milei había fijado en 20% el aporte de las prepagas al mencionado fondo, pero ahora se bajó a 15%.

“La simplificación propuesta busca no solo mejorar la eficiencia en la recaudación, sino también promover condiciones igualitarias para todas las entidades, independientemente de las características de las remuneraciones o del porcentaje de los aportes o contribuciones”, justificó el Gobierno.

“En consecuencia, deviene imperioso eliminar esta disparidad y establecer un marco normativo que promueva condiciones equitativas para todos los Agentes del Seguro de Salud”, se consideró, y se agregó que “la modificación propuesta simplifica el sistema de aportes y contribuciones y elimina las disparidades relacionadas con las remuneraciones brutas mensuales, garantizando una mayor transparencia y equidad”.

A su vez, se actualizan los requisitos para los planes de cobertura ofrecidos por las entidades de salud. Se establecen nuevas normativas que buscan garantizar una participación equitativa en el FSR. Estas incluyen criterios más estrictos y claros sobre la forma en que las entidades deben estructurar y ofrecer sus planes de cobertura, asegurando que todos los beneficiarios tengan acceso a una atención médica adecuada y equitativa.

Con respecto a los cambios en el tratamiento de los planes de adhesión voluntaria de entidades de medicina prepaga, el Gobierno obliga a las mismas a ofrecer planes que se ajusten a los criterios de equidad y transparencia.

Al unificar los aportes y establecer nuevas normativas para los planes de cobertura, el decreto busca crear un sistema más justo y eficiente, que garantice que todos los beneficiarios reciban una atención médica adecuada y de calidad. (DIB)

Fuente y Foto: DIB