Supermercadistas chinos denuncian una nueva ola de «aprietes» en la capital provincial. En las últimas horas denunciaron al menos 4 casos. Todo ocurre tras la fuga de una comisaría de Ke Diqoang, un alto dirigente de la cámara que agrupa a comerciantes orientales y estaba detenido por extorsión. El escándalo le costó el puesto a siete policías de la seccional primera, dos de ellos de muy alto rango. 

Lee También:  San Fernando: Está en la cárcel acusado de violar a dos niñas y se casó con la abuela de las víctimas
A %d blogueros les gusta esto: