La escalera flotante no apta para “miedosos”

La escalera flotante no apta para “miedosos”

La escalera flotante llamada Stigull. (Foto Lars Korvald/Storywell/Loen Active)

Una nueva atracción turística en Noruega promete experiencias inigualables y vistas que te dejarán sin aliento. Eso sí, no es para todo el mundo. Solo los más valientes podrán aventurarse a estas increíbles recompensas.

En el pueblo de Loen, en la región de Nordfjord, se inauguró una escalera flotante llamada Stigull. Cuenta con 120 escalones y tiene un ángulo de 45 grados. Además, mide 40 metros de largo y se ubica a 800 metros de altura.

Sin embargo, quienes no puedan o no quieran subirse, podrán disfrutar de las vistas que la escalera crea.

A esta escalera solo se podrán subir escaladores que ya hayan ascendido parcialmente la vía ferrata hacia la cima del Monte Hoven de Loen. Por lo tanto, quienes lleguen al punto de inicio ya estarán bastante alto.

Todos los escaladores van agarrados a un cable, el cual garantiza la seguridad de cada uno, y los creadores aseguran que el ascenso de los escalones no es difícil.

Esta experiencia se puede hacer con o sin guía, dependiendo del nivel de experiencia. Los precios para escalar con guía comienzan en 1.695 coronas noruegas (alrededor de 160 dólares) para adultos. Los niños mayores de 12 años también pueden participar en visitas guiadas por 1.535 coronas noruegas (alrededor de 145 dólares). (DIB)

Fuente y Foto: DIB