Un hecho menor y grande en su significado, ocurrió en la Iglesia Sagrado Corazón de Jesús donde al cura párroco Daniel Climenti, le sustrajeron dos ponchos riojanos que se encontraban sobre una mesa.

El llamativo caso de desconsideración simbólica ocurrió ayer, aunque se supo hoy. Según se sabe, no hubo otro elemento sustraído del lugar.

Quién tenga información de los mismos, podrá acercarse a la Iglesia o bien a la Comisaría Local.

A %d blogueros les gusta esto: