Una secta dedicada a la captación de personas, que operaba bajo la fachada de un centro de yoga, fue desarticulada en las últimas horas por la Policía, que detuvo a 19 personas en 50 allanamientos en la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano bonaerense. A los arrestados se los investiga por explotación sexual y laboral, además de hurto agravado, lavado de activos y ejercicio ilegal de la medicina.

Los operativos fueron realizados anoche por detectives del Departamento Trata de Personas de la Superintendencia de Investigaciones Federales de la Policía Federal Argentina, que descubrió la acción delictiva cuando investigaba a la empresa BA Group.

Al parecer esa firma es “la cara visible” utilizada por una organización criminal trasnacional que se mueve en el mundo de las empresas, la salud y la política. Se trata de la llamada Fundación Escuela de Yoga de Buenos Aires, que tenía su sede sobre la calle Estado de Israel al 4400, pero filiales incluso en Estados Unidos.

La Justicia emitió 24 órdenes de detención de las cuales anoche se habían concretado 19, por lo que continuaban las investigaciones para ubicar a los buscados.

“Para terminar con los males del sida y las drogas”

Según los primeros datos de la investigación, en la que colaboraron autoridades del extranjero, a través de la propagación de una filosofía sobre terminar con “los males del sida y las drogas” y tener como objetivo “el desarrollo de la felicidad”, la secta captaba a personas ofreciéndoles un tratamiento con el propósito fundamental de obtener dinero.

La encargada del edificio allanado e integrante de lo que denominó un curso de literatura, indicó en declaraciones a TN, “pensé que eran ladrones, nadie tocó el timbre ni se identificó. Tiraron dos balazos”. “Estábamos en una charla filosófica, eso es lo que hacemos cuando nos reunimos”, agregó.

La mujer de 33 años dijo que “acá no hay nada. Le dije a la Policía que se diera cuenta que acá no había un solo menor, ninguna una mujer desnuda, ninguna cosa rara. Éramos un montón de personas tomando café, té y comiendo medialunas en una charla de filosofía”.

“Una investigación que lleva un año”

“Esta causa está en proceso de investigación, estamos realizando allanamientos y detenciones solicitadas por el juzgado, y lo que buscamos es reunir más pruebas para la investigación que ya lleva más de un año”, explicó el comisario inspector Ricarlo Juri anoche, en uno de los allanamientos en el barrio porteño de Villa Crespo.

Según Juri, “se están analizando diferentes tipos penales, como la trata de personas y el lavado de activos”.

Los operativos fueron ordenados por el Juzgado Federal 4, a cargo de Ariel Lijo, que ordenó más de 50 allanamientos en la ciudad de Buenos Aires y en la provincia de Buenos Aires, como así también el Aeropuerto Internacional de Ezeiza.

Juri además explicó: “Hay procedimientos en Ezeiza, y esperamos los resultados en cuanto a personas que estaban internadas en centros de salud y no deberían estarlo. Además del despojo de bienes a través de estudios jurídicos e inmobiliarias”.

“La metodología que utilizan es la típica de las sectas, donde personas en situación de vulnerabilidad por una intervención seudo religiosa los convencen para despojarlo de los bienes”, añadió.

Luego de tareas de investigación, seguimientos, consultas de bases de datos, solicitudes de cooperación a distintos organismos y escuchas telefónicas, entre otros, se pudo identificar a la totalidad de la organización criminal, y las maniobras utilizadas para cometer distintos delitos.

Los delitos involucrados son trata de personas con fines de reducción a la servidumbre, agravado por coerción, hurto agravado, lavado de activos, asociación ilícita, ejercicio ilegal de la medicina, expendio Irregular de medicamentos y tráfico de influencias, indicaron las fuentes policiales. (DIB) MM

Fuente y Foto: DIB

A %d blogueros les gusta esto: