Martes por la tarde se encontraba en su vivienda ubicada en la Av. Catamarca de Madariaga, la vecina Rosana Juárez, cuando de improviso irrumpieron en su casa efectivos policiales para realizar un allanamiento.

Luego de ingresar y revisar toda la vivienda, entre cruces de palabras y el entendible susto, los efectivos policiales se percataron de que se habían equivocado de vivienda.

Terminó siendo asistida por un pico de nervios en el hospital, y con su puerta de entrada rota.

Nos recibió en su casa y nos contó lo sucedido.

 

A %d blogueros les gusta esto: