El Presidente Mauricio Macri encabezó esta mañana junto con la gobernadora María Eugenia Vidal, la inauguración de las obras de rehabilitación y modernización de la Planta Potabilizadora Donato Gerardi, que beneficiarán a más de 800 mil pobladores de los municipios de La Plata, Berisso, y Ensenada.

Estamos sacando esas raíces podridas y levantando cimientos para construir una Argentina distinta tras 80 años de mentiras. Dijo Macri

En plena jornada de paro, ambos mandatarios se mostraron juntos por primera vez, luego de la caída del presidente en las encuestas y en medio de rumores de una posible candidatura de la gobernadora. Durante su discurso, Vidal sostuvo que «este es el camino que vale la pena, el de hacerlo profundo y con la verdad».

Desde Ensenada, la mandataria también llamó a «bancar la parada» y a «remar». «A mi me sobra garra y corazón para estar acá en la provincia acompañando a los bonaerenses en la difícil y acompañando al presidente los próximos 4 años. Entre el presidente y yo hay equipo. Con la verdad y sin mentiras», concluyó.

Por su parte, Macri expresó: «Elegimos este día para seguir trabajando, mientras otros, en este momento difícil del país, deciden parar. Nosotros no. Nosotros estamos acá trabajando para construir un futuro mejor». Luego repasó la obras y sostuvo: «Esto no es un relato, esto es de verdad».

«Esto decidimos hacerlo pese a que se veo o no se vea. Porque no es cuestión de ver lo que a mi políticamente me conviene, es cuestión de hacer lo que la gente necesita. Por eso trabajamos en equipo con todos los gobernadores. Cuidamos los recursos de la gente con licitaciones transparentes», agregó.

«Estamos sacando esas raíces podridas y levantando cimientos para construir una Argentina distinta tras 80 años de mentiras. Sería muy fácil estar en cadena nacional inaugurando obras sin terminar, manejarnos con periodistas amigos y poner mucha propaganda», pero no lo vamos, eso sería volver atrás», cerró.

A %d blogueros les gusta esto: