La presencia de la diputada Fernanda Raverta pegada al presidente del PJ, Fernando Gray, y al secretario general del PJ Bonaerense, Juan Pablo de Jesús, ilusionó al peronismo de la quinta sección de lograr la unidad de cara a las elecciones.

Raverta trabaja desde hace meses para ser la candidata del peronismo para disputar el municipio que hoy está en poder Cambiemos. La crisis del oficialismo en ese distrito -el segundo más grande en cantidad de electores después de La Matanza- deja lugar a un escenario abierto.

Cambiemos presenta varios candidatos: el intendente Carlos Arroyo, enfrentado con María Eugenia Vidal, avanzará con lista propia. En tanto, la Gobernadora cuenta con Guillermo Montenegro y habilitó internas que podrían jugar también el diputado radical Maximiliano Abad y la radical Vilma Baragiola.

A %d blogueros les gusta esto: