Desde la mañana cercano a las 8:30 empezó con lloviznas que luego se intensificaron y no pararon durante todo el día, incluso hasta la madrugada.

Viento, frío y agua, es el resumen de la jornada de ayer, con complicaciones en varias viviendas de vecinos de Madariaga, que no tuvieron otra alternativa más que recurrir a las redes sociales para solicitar ayuda desesperada.

Trabajaron Bomberos Voluntarios y Defensa Civil, tratando de ayudar a las personas.

En Pinamar se viralizaron fotos con autos cubiertos por el agua, y los problemas de siempre por las mismas zonas de siempre.

(Foto principal enviada por la damnificada)

 

A %d blogueros les gusta esto: