En el día de ayer corrió fuerte la versión de que Sergio Massa podría «usar» la candidatura de Vidal en la provincia, lo que muchos medios a fines al oficialismo lo titulaban como un hecho, el propio Sergio Massa el mismo día brindaba una conferencia en la Universidad Católica Argentina (UCA) en la cual según publica InfoCielo, dijo:

“la mayoría de los argentinos están cansados de este Gobierno, que quieren una nueva mayoría y tenemos la obligación de construirla”.

La declaración la pronunció al ser consultado sobre las amplias victorias que la oposición obtuvo en las provincias de San Juan y Misiones. Hoy mismo Cambiemos no agota su esperanzas y volvieron a titular en varios portales de noticias, que el propio Macri autorizó a Vidal a utilizar esa estrategia si fuese necesaria. Muchos lo confirman como un hecho, por ahora roza el plano de la especulación y «operación» política, por el momento todavía se enrola en el slogan #NuevaMayoría y eso no incluiría al oficialismo aunque si bien Alberto Fernandez espera que se sume al post-kirchnerismo, La Cámpora y el kichrnerismo duro confirmaron la candidatura a gobernador de Axel Kicilof, lo que se leyó como un bloqueo a la posiblidad de sumarlo al futuro nuevo frente electoral.

Sergio Massa hoy martes recibirá los informes del consultor catalán Antoni Gutiérrez-Rubí quien explicará números de encuestas, análisis de focus group, para terminar de darle forma a la decisión que tomará.

Entre miércoles y jueves, Massa mantendrá encuentros con sus legisladores nacionales, intendentes y legisladores provinciales de todas las provincias. Recién el viernes o a más tardar el sábado hará pública su estrategia electoral, informa LaPolítica OnLine.

La jugada de Cambiemos supone ayudar a Vidal para que Vidal después ayude al Presidente en su reelección. La estrategia evalúa que ubicar a la Gobernadora en dos listas bastaría para derrotar a Kicillof toda vez que en la provincia de Buenos Aires no hay ballotage por lo que el triunfo quedaría sellado en octubre.

Según la bifurcada estrategia, el triunfo de Vidal en el principal distrito electoral del país generaría un efecto inmediato que ayudaría a las aspiraciones de Macri de ser reelegido para un segundo mandato en el ballotage, campaña que el presidente haría -siempre según las especulaciones de la Casa Rosada-, junto a la gobernadora.

A %d blogueros les gusta esto: