La Justicia de Mar del Plata confirmó la prisión preventiva del policía bonaerense acusado de matar de un disparo en el pecho a Luciano Olivera, en un hecho ocurrido el pasado 10 de diciembre en la localidad balnearia de Miramar, informaron fuentes judiciales.

El fallo de la Sala I de la Cámara de Apelaciones y Garantías en lo Penal de Mar del Plata recayó sobre el efectivo Maximiliano Abel González de 25 años, acusado del delito de “homicidio triplemente agravado por haber sido cometido por miembro de una fuerza de seguridad, mediante el empleo de armas de fuego y con alevosía”, el cual prevé en un futuro juicio oral la prisión perpetua.

Por el caso, también están detenidos los policías Nélson Albornoz, Rocío Mastrángelo y Kevin Guerricagoitia, quienes están imputados de los delitos de “encubrimiento doblemente agravado y falso testimonio en concurso ideal”.

Los camaristas Adrián Angulo, Marcelo Riquert y Pablo Poggetto confirmaron la resolución que hace 10 días tomó el juez de feria Saúl Errandonea, quien hizo lugar al requerimiento efectuado por la fiscal de la causa, Ana María Caro, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada de Miramar.

“Esperamos que puedan ser juzgados por este crimen el autor, los encubridores y los que abusaron del poder. La causa está encaminada muy prolijamente por la Justicia marplatense. Judit (la madre de Luciano) no tiene consuelo y lo único que busca es justicia”, manifestó el abogado de la familia de la víctima, Gregorio Dalbón. (DIB) ACR

Fuente y Foto: DIB

A %d blogueros les gusta esto: