Tras la audiencia pública en la que se fijó un nuevo aumento en las boletas de gas, desde la Defensoría del Pueblo revelaron datos alarmantes sobre los tarifazos en los últimos tres años.

Por caso, la empresa Camuzzi Gas Pampeana, distribuidora en la región, aumentó un 88% sus ganancias durante 2018, con devaluación incluida, según datos de la Defensoría bonaerense.

Las empresas distribuidoras de gas piden un aumento del 35% semestral, cuando la inflación anual prevista por el gobierno es del 23%.

Los tarifazos de gas acumulan, en algunos casos, más del 2.300% desde la llegada de María Eugenia Vidal a la gobernación.

“Los incrementos que se vienen aplicando desde hace tres años violan los requisitos de previsibilidad, gradualidad y razonabilidad que en su momento estableció la Corte Suprema de Justicia”.

El impacto del Impuesto al Cheque que las principales compañías de gas le transfieren a los usuarios equivale a unos $150 millones por año..

Sobre esta situación, el Defensor Adjunto del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires, Walter Martello, sostuvo que “los incrementos que se vienen aplicando desde hace tres años violan los requisitos de previsibilidad, gradualidad y razonabilidad que en su momento estableció la Corte Suprema de Justicia”.

A %d blogueros les gusta esto: