El ministro de Economía, Martín Guzmán, rechazó la idea de bajar impuestos como herramienta para atraer inversiones porque consideró que una medida en ese sentido provocaría «más inestabilidad».

«Si creemos que vamos a crear un shock de confianza de inversión privada en la Argentina bajando impuestos, qué mal que estamos. Porque lo que eso va a hacer hoy, si se abre ese camino, es generar más inestabilidad y debilitar a la capacidad productiva de la Argentina», sostuvo el ministro al hablar en una reunión con los principales empresarios del país en la ciudad de Bariloche.

Guzmán explicitó la posición del gobierno nacional en momentos en que el debate político y económico tiene entre sus tópicos centrales la presión impositiva. El empresariado privado afirma que la alta carga tributaria es una mochila para el crecimiento y desde distintos sectores se reclama una disminución de impuestos. Incluso la marcha del sábado pasado que realizó el sector agropecuario sostuvo como bandera esa consigna.

Con su presencia en el hotel Llao Llao de Bariloche donde se llevó a cabo el encuentro, Guzmán validó el factor de poder que representaban los allí reunidos, jugada que además resultó un mensaje a la interna oficialista.

Para despejar dudas, Guzmán se plantó hoy ante el «círculo rojo» y en el mismo escenario en el que disertaron figuras de la oposición con aspiraciones presidenciales arremetió contra la principal propuesta de los espacios que aspiran a suceder a Alberto Fernández.

En la misma línea y siguiendo con la mira en la oposición, el ministro afirmó que «la inflación es una de las preocupaciones del gobierno» e inmediatamente aclaró que para combatir la inflación no basta con frenar la emisión monetaria.

Lee También:  Los franceses eligen entre Le Pen y Macron en un decisivo balotaje presidencial

«No es que la inflación se baja simplemente contrayendo la política monetaria, simplemente dejando de emitir. ¿Hay que bajar la emisión? Por supuesto. Y eso es lo que estamos haciendo», dijo el jefe del Palacio de Hacienda el respuesta a las posturas liberales.

En otro orden, el ministro afirmó que «se viene experimentando una fuerte reducción del déficit, al mismo tiempo que la política fiscal ha apuntalado la recuperación de la actividad económica».

Y si bien se ocupó de fustigar los postulados de la oposición, reiteró que el gobierno trabaja en flexibilizar el cepo cambiario para favorecer inversiones, en especial en el área energética.

«Estamos trabajando dentro de este esquema de reglas del juego en adaptar el tema de regulaciones de capital para facilitar la entrada de capitales en el sector energético en la Argentina», sostuvo el funcionario.

Fuente: ElPais Digital

A %d blogueros les gusta esto: