La negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) sigue empantanada y sin dar señales de puntos de encuentro. El presidente, Alberto Fernández, expuso este lunesque se mantienen las diferencias al enfatizar que el organismo “quiere imponernos un programa y nosotros no estamos de acuerdo”.

Fernández insistió en atribuirle al FMI parte de la responsabilidad por el préstamo de USD45 mil millones que se le otorgó al gobierno de Mauricio Macri y que ahora está en negociación. 

“El Fondo en sus estatutos dice que analizará el programa que el país proponga pero lo que el Fondo intenta es imponernos un programa y nosotros no estamos de acuerdo”,  remarcó el primer mandatario en declaraciones radiales al programa “Una nueva Aventura”.

Fernández insistió en que “la verdadera discusión que tenemos con el Fondo es cómo debe ser el programa. Si es un programa como el que nosotros proponemos que nos permite seguir con el ordenamiento de la economía y crecer para afrontar los pagos, o es otra vez volver a la receta eterna del Fondo”.

El presidente fustigó la posición del organismo: “Dicen,  ajusten la economía. Si ajustan achican la economía y si achican la economía van a tener que importar menos insumos para producir y esos dólares van a quedar para pagarme y con eso alcanza”.

En respuesta a ese planteo el Jefe de Estado lanzó: “Para hacer eso nosotros no estamos. Y por eso se demora la discusión. Porque claramente pensamos que hay que hacer un cambio de concepto”.    

Fernández afirmó que “todo el mundo sabe que la Argentina está impedida de afrontar el pago de 19 mil millones de dólares de este año entre capital e intereses”.

Inmediatamente recordó que el organismo “acaba de emitir un informe donde evalúa cómo evolucionó el programa que firmó con el gobierno de Macri y la verdad es una opinión muy descalificadora”.

El presidente remarcó que “básicamente el mismo Fondo reconoce que se tendría que haber restructurado la deuda externa privada y que no pase a ser pública, y que tendría que haber habido regulaciones para evitar una fuga salvaje de divisas. Nada de eso ocurrió”.

“Nosotros insistimos en que el Fondo tiene una cuota de responsabilidad en lo que pasó. Porque además durante la campaña yo me reuní con  quien en ese momento era el negociador del Fondo y le expliqué cómo estaban fugando las divisas que el Fondo le daba a la Argentina”, añadió.

El primer mandatario sostuvo que “más allá de las responsabilidad que cada uno tenga –el Fondo y el gobierno argentino de ese momento – es necesario tener presente que además de haber dado un crédito incalificable en términos técnicos a eso sobrevino una pandemia y por lo tanto no se le puede pedir a un país como la Argentina más exigencias de lo que la Argentina puede dar”.

Acerca de la posición de los Estados Unidos en la negociación, el presidente consideró que “hasta acá no tuvo una posición clara sobre el programa argentino porque el programa no fue puesto a consideración del Directorio en su plenitud”.

En consecuencia dijo desconocer “qué va a hacer Estados Unidos” y agregó: “Lo que sí sé es que el préstamo que le dieron a la Argentina fue político y que tuvo como único propósito sostener a Macri”. (DIB)

Fuente y Foto: DIB

A %d blogueros les gusta esto: