El flamante interventor de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Agustín Rossi, reveló este jueves que trabaja en la modificación del proyecto de la nueva Ley de Inteligencia impulsada por Cristina Caamaño y contó que se encuentra a la espera del análisis en la Secretaria de Legal y Técnica.

«Trabajamos en ese proyecto, el sistema de inteligencia nacional tiene un organismo rector que es la AFI y tiene la dirección nacional de estrategia de inteligencia militar, que depende del ministerio de Defensa, y tiene la dirección de inteligencia criminal, que depende del ministerio de Seguridad», señaló.

En tanto, agregó: «Tanto el ministerio de Defensa como después Jorge Taiana lo siguieron, participamos en la elaboración y está analizándose en la Secretaria de Legal y Técnica, tal y como me dijo el presidente. Allí, se verá cuando sea el momento para enviarlo al Congreso de la Nación».

«En todos los países del mundo la inteligencia es una trabajo serio, es producir información para que los decisores o quien tenga poder de decisión, como presidente y sus funcionarios cuenten con la mayor cantidad de información para que a la hora de tomar decisiones el margen de error sea el menor posible», sostuvo el funcionario a periodistas acreditados en Casa Rosada.

Rossi se presentó esta mañana en Casa de Gobierno para reunirse con el jefe de Gabinete Juan Manzur. Allí charlaron sobre los ejes de trabajo en los que venía avanzando su predecesora, tal y como se lo pidió el presidente Alberto Fernández.

Entre las declaraciones, el interventor de la AFI hizo referencia a sus dichos en torno a la interna del Frente de Todos al aclarar que no se ubica en el medio, al considerarse «ni cristinista ni albertista».

Lee También:  Increparon al jefe de la OEA en una conferencia al margen de la Cumbre de las Américas

«No me siento en el medio. Me parece son definiciones de la coyuntura y no me entusiasma ninguna. Son definiciones que, en general, definen a uno y no contienen al otro: uno dice ¡albertista! y no incluye a Cristina; dice ¡cristinista! y no incluye a Alberto. Por eso cuando me preguntan desde dónde hablo, digo que soy peronista y kirchnerista», argumentó.

Y agregó: «Desde que empezó esa tensión, yo claramente tuve una posición desde mi lugar, de definirme como peronista y kirchnerista. Estoy en el mismo lugar que me paré en 2009. La potencialidad electoral del Frente de todos en 2023 depende del fortalecimiento de la gestión y conlleva del fortalecimiento del liderazgo del Presidente».

Por último, volvió a cuestionar al exmandatario Mauricio Macri, al que acusó de ordenar el espionaje ilegal a los familiares de las víctimas del ARA San Juan y utilizar las escuchas en su propio beneficio.

Fuente: ElPais Digital

A %d blogueros les gusta esto: